X

JUEVES, 22:50H

“¿Quién da más?”, la serie de subastas de trasteros más exitosa de la televisión, sigue estrenándose en exclusiva en BLAZE. Cuando un trastero lleva más de tres meses sin pagarse los subastadores se encargan de venderlo como un lote. Y ahí es donde entran en juego nuestros postores, que pretenden sacar beneficio de él. BLAZE se sumerge en la vida de estos emprendedores, acostumbrados a tomar riesgos y competir entre sí con el fin de obtener la mejor ganancia. ¡No hay nada que se les resista a nuestros cazadores de fortunas!

Temporada 4

Temporada 5

Temporada 6

Temporada 7

Temporada 8

Temporada 10

Temporada 11

Temporada 12

Temporada 13

BARRY WEISS

BARRY WEISS

Barry lleva desde los 15 años coleccionando antigüedades y se ha convertido en un auténtico referente. Ahora a la tierna edad de 60 años, se lanza de cabeza a las subastas de trasteros, que piensa que son el lugar perfecto para ganar un buen dinero. Comprar es su hobby, pero un hobby en el que es un verdadero experto.

Sus especialidades abarcan desde los coches clásicos hasta las reliquias de guerra. Para superar a sus competidores, Barry está dispuesto a exprimir todo su ingenio. No dudará en recurrir a una adivina o a un par de gafas de visión nocturna para ganar una subasta. Cualquier táctica es buena y nada le hará retirarse. Si quieres oir grandes frases, busca a Barry; él nunca se muerde la lengua.

BRANDI PASSANTE

BRANDI PASSANTE

Brandi encabeza la expansión de su tienda “Now and Then Second Hand”, supervisando la compra y renovación de una nueva ala. Tanto en la oficina como en las subastas, ella siempre expone su caso. Y con su negocio y su familia al frente en cada subasta, cada puja es crucial. “Tengo que dar la vuelta a mi puntuación rápidamente porque para la siguiente subasta, si no muevo los artículos, no puedo pujar otra vez”.
JARROD SCHULZ

JARROD SCHULZ

Luchador y determinado, este novato en el mundo de las subastas lucha con uñas y dientes para mantener su negocio vivo (y feliz a su esposa Brandi). Puede que Jarrod no tenga los bolsillos más llenos en el juego de la subasta, pero tiene un corazón y una determinación inigualables. Jarrod es quien toma los mayores riesgos, mientras que intenta mantener a un lado a su mordaz esposa pues ella siempre está cuestionando sus decisiones.

Aunque pueda parecer que Brandi lleva los pantalones en la casa, Jarrod es muy trabajador. Explosivo y astuto como un zorro, es un gran estratega, capaz de jugar con la mente de hasta los más expertos.

DAN Y LAURA DOTSON

DAN Y LAURA DOTSON

Dan es maestro de ceremonia y realiza más de 1500 subastas al año. Proveniente de una larga estirpe de subastadores que se remonta a los años 40, Dan ha estado llevando a cabo esta labor desde que tenía 11 años. Dirige American Auctioneers, una empresa cuyos beneficios se basan en los porcentajes de las pujas. Lleva en el negocio 37 años y se enorgullece de su rapidez en el desarrollo de la puja, que ha enseñado a su mujer Laura.

Casada con Dan Dotson, Laura codirige American Auctioneers, una empresa cuyos beneficios se basan en los porcentajes de las pujas, con la que participa en 1500 subastas al año.

DAVE HESTER

DAVE HESTER

Estricto y disciplinado, Dave dirige su tienda de envíos “Rags to Riches” de forma rigurosa. Es un pez grande en el juego y ha ganado su dinero a costa de sangre, sudor y lágrimas. En 2005, tras ser declarado culpable por conducir bajo los efectos del alcohol, Dave fue obligado a realizar servicios comunitarios en una tienda de beneficencia. Viendo el potencial de actividades de este tipo, transformó su tienda de muebles en una tienda de segunda mano con fines benéficos. La idea cambió su vida. Hijo de un militar y coleccionista de trenes, Dave vendió la colección de su padre por una pequeña fortuna (le llevó cinco años vender la colección entera de lo grande que era).

Dice que es lo opuesto a padre: sencillo, limpio, directo al grano. De todos los personajes, Dave tiene el negocio más grande con los gastos indirectos más grandes. Necesita que cada producto adquirido produzca un beneficio suficiente como para alimentar a su “máquina” de más de 15 empleados. Los cazatesoros llegan a su tienda para comprar arte a bajo precio, pero Dave vende sus piezas al precio real: más de 150.000 dólares.

DARREL SHEETS

DARREL SHEETS

Jugador nato, Darrell es un adicto a la adrenalina de las subastas de trasteros desde hace 32 años. Mientras otros convierten el juego de la compra de trasteros en un negocio estable, Darrell siempre va detrás del "gran golpe". Darrell alardea de los cuatro Picasso y de la colección de comics más lucrativa del mundo que consiguió a través de las subastas. Con su hijo Brandon, tiene un pequeño negocio basado en el bajo volumen, sin gastos, y alto valor.

Si un trastero no tiene un gran beneficio, Darrell lo vende antes de escarbar en él. Después de años en el negocio, ya no colecciona: “Lo único que colecciono estos días son presidentes muertos.” Se enorgullece de la aventura y la formación que le ha proporcionado este negocio. Es un estilo de vida y una habilidad que espera pasar a su hijo.

BRANDON SHEETS

BRANDON SHEETS

Dejó de estudiar en cuanto pudo para empezar a ganarse los cuartos en el mundo de la subasta de trasteros. Brandon aprendió el oficio de su padre, Darrell, y ahora sabe tanto de antiguallas y artilugios como cualquiera que se dedique a las piezas de coleccionista. Brandon espera poder hacerse un hueco en el mundo de las subastas.

“Va a ser un partido duro, los más veteranos intentarán que abandones si no les caes bien. Te engañarán para que te lo gastes todo en cosas que no se van a vender nunca”. Cuando no está ayudando a su padre o comprando depósitos, Brandon va de oyente a las subastas. “He visto como la vida de mi familia daba un giro por un simple trastero. Estoy totalmente entregado a esto”.

IVY CALVIN

IVY CALVIN

Conocido en muchos sitios como el rey de Palmdale, Ivy Calvin es un comprador sensato que se toma esto muy en serio. Su negocio, el Grandma’s Attic, no para de facturar gracias a la entrada continua de mercancía y a sus fieles clientes.

Cuando las subastas escasean en la zona, no duda en irse a buscar material donde haga falta con tal de llenar las estanterías. Donde quiera que vaya, Ivy se hace notar. Atribuye su espíritu competitivo a sus inicios como luchador de artes marciales mixtas y jugador de fútbol americano.

Con 16 años de experiencia comercial, Ivy no se deja poner la zancadilla fácilmente por compradores chanchulleros.

RENE & CASEY NEZHODA

RENE & CASEY NEZHODA

Rene Nezhoda y su esposa Casey son de la zona de San Diego, donde tienen una tienda de más de 2000 m2 llamada Bargain Hunters Thrift Store.

Lo que primero que llama la atención de Rene es su acento alemán, y seguidamente su pericia comprando. Con una buena cantidad de efectivo en el bolsillo y amplios conocimientos en ventas de segunda mano, Rene es un comprador veterano que no se deja amedrentar por cualquiera.

Casey suele acompañarlo a las subastas y le apoya en sus decisiones, hasta que Rene le dice que no se puede quedar con las joyas del botín, claro.

KENNY CROSSLEY

KENNY CROSSLEY

Kenny Crossley es natural de Nueva Orleans, donde trabajó con el sheriff del condado. Tras dejar las fuerzas del orden público, Kenny se mudó a Los Ángeles, donde ha regentando varios guardamuebles. Un buen día se cruzó con un tal Barry Weiss, lo que dio lugar a una pareja muy loca de socios que llevó a Kenny a verse envuelto en un par de incidentes. Se vio ayudando a “El Coleccionista” a abrir una taquilla atascada, reprendiéndole con palabrotas (“¡Ojito con blasfemar!”) y hasta traficando con los bombones caseros que hace.

Kenny se incorpora en la décima temporada como comprador por derecho propio y va a aplicar lo que sea que ha aprendido de Barry para hacerse con su parte del botín. Con un estilo único y mucha personalidad, Kenny nos muestra una visión renovada del negocio de compra de trasteros. La risa está garantizada.

EMILY WEARS

EMILY WEARS

Con tan solo 17 años, Emily Wears terminó su formación en la escuela de subastas. Diez años después, la gente se gira a su paso, no solo por el hecho de ser una mujer en un mundo predominantemente de hombres, sino porque además es una de las subastadoras más jóvenes. Allá en Solon (Iowa), donde reside, lleva su negocio de subastas junto a su padre, quien lleva cantando pujas toda la vida.

De entrada, Emily revoluciona al gallinero en Los Ángeles, pues los compradores de siempre no están acostumbrados a su ritmo. Pueden protestar todo lo que quieran, que esta chica del medio oeste no va hacerles ningún caso, mandando a Darrell y Rene que vengan a echar un vistazo a una caja y tratando de tú a tú a Ivy, que insiste en que empiece la puja con un precio más bajo. Enseguida hace buenas migas con Mary, pues juntas se defienden de la testosterona que las rodea.

JUSTIN BRYANT

JUSTIN BRYANT

Con solo 22 años, Justin es el comprador más joven en la historia del programa. Inspirado por lo que vio en las pasadas ediciones de Storage Wars (¿Quién da más?), Justin se ha propuesto hacerse un hueco en el negocio de la compra de guardamuebles. Le ha cogido el tranquillo bastante rápido y ha decidido dedicarse a ello en exclusiva. Con el tiempo, quiere ayudar a su madre a comprar una casa y dar trabajo a su hermano mayor.

Determinado y seguro de sí mismo, Justin está dispuesto a hacer lo que sea para meterse en el papel y poner nervioso al personal, como demuestra su encuentro inicial con Rene. Acude siempre a las subastas con actitud: si le pone el ojo a algo, se vuelve a casa con ello.