X

Locos por los coches: Studelicioso

Shannon pide ayuda a la tienda para restaurar un Volkswagen Karmann Ghia de 1962 que quiere regalar a su esposa. Cuando los chicos consiguen sacar adelante el trabajo, se da cuenta de que el cliente no siempre tiene la razón. Mientras, Danny recibe la invitación de su vida para ver una colección personal de coches de la que ha oído hablar maravillas. Allí contempla un originalísimo Chevrolet que es una mezcla entre un El Camino y un SSR, y también el mítico Frankenstude.