X

Locos por los coches: Rápido y peloso

Danny compra un fantástico Chevrolet Impala de 1967 del que no va a querer separarse jamás. Mientras, Roli hace lo que nadie esperaba y pone en peligro el encargo estrella de la tienda. Más tarde, Danny retrocede en el tiempo cuando un viejo amigo le enseña un Ford de 1914 cuyo destino es el Museo Smithsonian. Además, Danny y Ryan creen estar viendo visiones al encontrar un 'buggy' Meyers Manx que se parece mucho a su añorado Sparkles.