X

Locos por los coches: El cliente no siempre tiene la razón

Un cliente quiere tunear su Harley Davidson Road Glide, pero ni Shannon ni Ryan saben si podrán hacer todo lo que pide. Además, un colega coleccionista se pasa por la tienda con un Lincoln Mark III de 1970 al que Danny se muere de ganas por subirse. Después, Mike El Cuernos quiere demostrar a Danny que puede encontrar un buen coche para revender, pero acaba distrayéndose con un 'rat rod' marca Ford de 1930.