X

Locos por los coches: Adíos, mi niño

Un coleccionista de coches de alta gama se ha fijado en el querido Riviera Boattail de Danny y ambos se enzarzan en una dura negociación para ver si el coleccionista es digno de llevarse esa belleza a casa. Además, dos hermanos le encargan a Count's Kustoms la construcción de una Chevrolet Pickup de 1953 para homenajear a sus padres y al negocio familiar. Mientras tanto, Ryan trae a un nuevo artista para crear un tributo de motocicleta muy especial para un soldado perdido en Vietnam.