Tu coche y el coronavirus - Blaze
X

Tu coche y el coronavirus

Estamos en plena pandemia mundial y hay una duda de las muchas que te puede asaltar en estos momentos que es, ¿cómo puedo proteger la mecánica de mi coche y limpiarlo contra el coronavirus?.

Si eres de los que estás confinado en casa desde hace semanas tal vez te preguntas cómo puedo proteger mi coche para que el día que todo vuelva a la normalidad no te encuentres con una desagradable sorpresa. 
Esperamos que o bien hayas desconectado la batería hace semanas o estés bajando a menudo a arrancar tu coche. Se recomienda que se arranque cada tres o cuatro días, durante unos minutos. Además si tienes la posibilidad de moverlo un poco, mejor que mejor (aunque sea por tu parking, no hay que salir a la calle). Si no seguiste estos pasos desde el primer momento y tu batería ha muerto, tendrás que llamar a la grúa cuando todo pase para que o bien te lo arranque o te la cambie.

Cuando tu coche vuelta a recobrar la rutina, deberías chequear bien los niveles de las ruedas y del aceite, ya sabes, por si las moscas. Y a bien seguro que un lavadito le hace falta, porque la capa de polvo puede ser peligrosa para la visibilidad.

Ahora bien, si ya tienes tu coche a punto para tomar las calles (repetimos, respetando las medidas de seguridad y obligatoriedad del estado), tienes que tomar precauciones para que no se convierta en un portador del virus allá donde vayas. Es aconsejable que limpies las superficies que toques después de utilizar tu coche, sobre todo las lisas dónde el coronavirus puede permanecer más tiempo: Volante, palancas, interruptores, radio. Puede usar un limpiador industrial o bien utilizar un detergente con alto porcentaje de alcohol e incluso vinagre. Ni se te ocurra usar amoniaco (mucho menos mezclarlo con lejía), porque el olor puede durar días en tu coche además de ser tóxico.

Como seguramente tengas que ir a la gasolinera, utiliza guantes y mascarilla para servirte la gasolina así como para pagar, ya que es una zona concurrida donde el virus puede acechar.

Coge todos estos consejos, sentido común y responsabilidad cuando tengas que volver a utilizar tu coche.