¿Sabes comprar un coche de segunda mano? - BLAZE
X

¿Sabes comprar un coche de segunda mano?

Consejos para comprar en el mercado de coches de segunda mano

Ya has tomado la decisión, es hora de comprar un coche de segunda mano. Pero ahora viene la segunda parte, seguir tomando decisiones. ¿Concesionario o particular? ¿Límite de kilómetros y antigüedad? Estas y otras cuantas decisiones deberás tomar con lógica para no acabar con una chatarra inútil. Una vez que tengas claro cuánto dinero quieres invertir, qué tipo de coche quieres y sus características, es hora de ponerte a buscar.

La manera más rápida es utilizar las webs dedicadas a estos menesteres. En España las más importantes son: coches.net, milanuncios.com, Vibbo, coches.com. Si además, quieres buscar adicionalmente en el extranjero, autoscout24.es es tu web. Podrás filtrar las búsquedas según tus necesidades y así afinar e ir directo al grano.

Ahora, puede que tengas dudas acerca de si comprarlo en un concesionario o a un particular. Esto no tiene una respuesta correcta, ya que hay mal intencionados en todas partes. Lo primero que debes saber es que hay compraventas un poco piratas que se hacen pasar por particulares, y te cuentan el cuento de “el coche es de mi padre, que es mayor y casi no lo utiliza”. Puede que alguna vez esta historia sea real, pero hay demasiada gente mayor con coches en perfecto estado que quieren vender… Desconfía. Una manera rápida de saber si esa persona es compraventa, es mirar si tiene más coches a la venta en la misma web o introduciendo su número de teléfono en google. Si salen más anuncios, es un compraventa. Esto no quiere decir en absoluto que vaya a estafarte, los hay totalmente honrados que quieren cuidar su negocio y como tal, a sus clientes. Sin embargo, algunos de ellos no saben nada acerca del coche que están vendiendo, es una mercancía que compran y venden con beneficios, sin más. Si quieres ir a lo seguro, lo mejor es ir a los concesionarios oficiales de las marcas, en donde encontrarás coches certificados por la misma y con un periodo de garantía que puede ser más amplio. Eso sí, algo más caros. La ventaja de comprar a un particular o compraventa es que tendrás más facilidad para negociar el precio, en cambio con un concesionario es más complicado.

GARANTÍAS

Debes saber el periodo de garantía del que disfrutas por comprar un coche, en función de a quién se lo compres.

  • Concesionarios > Un año
  • Compraventas > Un año
  • Particulares > 6 meses

Además, no está permitido negociar con la garantía. El periodo lo establece la ley y está prohibido hacer descuentos por quitarla ni aumentar el precio por incluirla.

VIENDO EL COCHE

La fase crítica en la compra del coche, la visita. Tanto si es en concesionario como particular, debes hacer pruebas en parado y en marcha (dinámica). Si no te permiten conducirlo, desconfía. Debes estar atento a ruidos extraños, comportamientos fuera de lo normal, testigos que no se encienden al poner el contacto o que no se apagan al arrancar, el estado de los neumáticos, amortiguadores, etc. Hay ciertos trucos que puedes utilizar para saber algo más acerca del coche. Por ejemplo, el desgaste de ciertos elementos, como el volante o la palanca de cambios. Si estos denotan mucho desgaste y te dicen que el coche tiene pocos kilómetros: desconfía. También puedes fijarte en el lateral del asiento del conductor, es una de las partes que más sufren del interior al subir y bajar. La capacidad de los cinturones de recogerse adecuadamente también señala el uso. Ojo, no siempre un kilometraje bajo es señal de buen estado. Es preferible que el coche tenga un kilometraje adecuado a su antigüedad a una cantidad sospechosamente baja.

Revisa también el estado de la carrocería:

  • Los huecos entre las partes deben ser regulares e iguales. (Entre el capó y las aletas, por ejemplo)
  • Los rozones o pequeños golpes no deben en principio hacer que descartes el coche automáticamente. Puede ser mejor comprar un coche en el que tengas que invertir 300 o 400 euros para mejorarle el exterior que uno aparentemente impoluto y con un siniestro grave a sus espaldas.
  • Mira por debajo del coche. Sobre todo, en zonas de mar, puede que tenga algo de óxido. Si es así… ¡sal corriendo! Vigila también que no gotee aceite u otros líquidos.
  • Sepárate unos metros del coche y rodéalo: fíjate si hay diferencias de color entre las partes. Esto puede ser el chivato de un golpe grave.

Otros consejos a la hora de revisar el coche:

  • Si vas a conducirlo, lo más probable es que el dueño te acompañe. Si habla mucho durante el trayecto, desconfía. Debe transcurrir en silencio para que puedas percibir bien el comportamiento y los sonidos y puede que hable de más para tratar de taparlos.
  • Prueba todos los botones y funciones del coche: elevalunas, ESP, luces, cuadro, etc.
  • Pregunta si es posible llevarlo a un taller para que lo revisen antes de la compra. Si se niega, desconfía.
  • Si tienes un conocido que sepa de coches (de verdad, no tu cuñado) pídele que te acompañe: una segunda opinión con la cabeza fría es muy importante.
  • Si el tubo de escape emite humo de color azul,

TRANSFERENCIA

Ya has elegido el coche. Parece estar en buen estado y quieres comprarlo. Antes de nada, revisa la documentación. Permiso de circulación, ficha técnica (en la que verás si la ITV está en vigor) y el historial de mantenimientos sellados.

Si no te fías del famoso “único dueño” puedes consultar el historial del coche. En la DGT puedes pedirlo, así como en diferentes webs, que por unos euros te dirán cuántos dueños ha tenido y los kilómetros aproximados. Por ejemplo CARFAX. Asegúrate de que no tiene cargas.

Tienes dos opciones para transferir la titularidad: DGT o gestorías. La primera es gratuita pero algo más tediosa, la segunda más rápida pero más cara.

RESÚMEN

Acudir al mercado de segunda mano es una muy buena opción para tener en cuenta a la hora de adquirir un vehículo, y si tienes un presupuesto muy ajustado, es tu única opción. En España comúnmente se tiene mucho miedo a la hora de adquirir coches con bastantes kilómetros o que necesiten de reparaciones, pero puede que cumplan tus necesidades. Piensa fríamente: un coche con 150.000 kilómetros, a razón de 10.000 kilómetros al año puede durarte 10 años (o más) si está en buenas condiciones y lo mantienes adecuadamente. Si compras un coche nuevo, es posible que a los 10 años lo vendas porque ya lo percibas antiguo, te hayas encaprichado de otro o te hayas aburrido (es lo que tiene la sociedad de consumo). Entonces: ¿te ha merecido la pena gastar bastante más dinero porque te gusta el olor a nuevo? Puedes ahorrarte una pasta:

Coche nuevo:

*Configurador de Renault

Mismo coche, de segunda mano con dos años de antigüedad y 130.000 km:

6.000 euros de diferencia… Tu decides.