Los animales más venenosos - Blaze
X

Los animales más venenosos

En la naturaleza nos podemos encontrar con cosas maravilloooosas. Fauna y flora de esa que te deja con la boca abierta y solo te dan ganas de sacar el móvil y subir stories como loco. Cierto es que hay que tener cuidado con qué fauna nos encontramos porque podemos estar ante un veneno potencial que nos puede proporcionar mucho sufrimiento o incluso la muerte.

Uno de esos animales es el pez globo. Por mucha gracia que nos haga verlo es uno de los animales más venenosos que existen. En Japón es considerado todo un manjar, pero sin una buena preparación por un chef experto, podrías morir en tan solo 24 horas.

La serpiente Taipán del Interior se encuentra en ciertas parte del interior de Australia. Es extremadamente venenosa ya que con el veneno que expulsa sería capaz de matar a 100 personas. Por suerte, esta serpiente es muy tímida y miedosa por lo que es raro que se vea habitualmente y menos en zonas donde habitan personas.

El siguiente «bichito» ya nos avisa de que tengamos cuidado ya que es conocido como el Gusano de la muerte. Es una especia de oruga que habita en Brasil. Más allá de los primeros síntomas tras el contacto con el gusano que van desde quemaduras o picores, el dolor que provoca y el veneno que se filtra al interior de nuestro cuerpo es mortal.

El caracol cono de mármol cuenta con un arpón lleno de veneno, capaz de matar a 20 personas. Su veneno te paraliza al instante (cosa habitual en la naturaleza) para poder cazar. Uno de los componentes de este veneno es la insulina, que en dosis tan altas como las que echa este caracol es mortal.

Pero si tenemos que coronar a alguien como el animal más venenoso es sin duda la Cubomedusa. Esta medusa campa a sus anchas por aguas de Asia y Oceanía. Pocos segundos después de sentir la picadura, la víctima muere de un ataque cardíaco fulminante.

Este mes estrenamos Los Reyes del Dolor, a partir del jueves 14 a las 22:15h. Ellos sufrirán las picaduras y mordeduras de varios animales, por suerte, no mortales.