X

El hombre que subastó su vida

¿Has vendido alguna vez algo? Seguro que algún videojuego en Wallapop o incluso alguna manualidad por eBay ¿verdad? Pero ¿estarías dispuesto a subastar tu vida entera en un pack? Pues esto es lo que hizo Ian Usher en el año 2008.

UNA VIDA NORMAL

Ian Usher nació en una pequeña localidad inglesa. Tuvo una infancia corriente, al igual que fue su juventud. Cursó la carrera de magisterio y se especializó en actividades al aire libre, lo que le permitió descubrir deportes relacionados con la naturaleza e impartir clases de escalada, submarinismo, etc. Más adelante decidió dejar el trabajo y emprender un negocio de alquiler de motos acuáticas en el que estuvo durante cinco años. Pero, aún así, él tenía la sensación de que algo le faltaba.

Durante este tiempo, conoció a la chica con la que se casaría y cuando lo hicieron, se mudaron a Australia.

UNA VIDA ROTA

Tras algunos años en Australia, en los que el paracaidismo le robó el corazón, descubrió que su mujer le engañaba y esto se lo destrozó. Tal y como él dice “mi mujer hizo algunos cambios de personal en nuestra vida”.

Esta situación provocó que cayera en un profundo agujero del que le era difícil salir. Pero aun así, su fuerza de voluntad consiguió que tomara algunas decisiones para salir del hoyo. Aunque suene metafórico, se mudó a un pueblo minero de Australia y se especializó en el manejo de maquinaria industrial minera. Con esto no consiguió salir del agujero pero sí lo hizo más amplio, provocando que la luz entrara. Fue cuando se le ocurrió la idea que cambió su vida para siempre.

Todo lo que le rodeaba le recordaba a su exmujer y no sabía como deshacerse de ello, hasta que le vino a la mente: “¿y si vendo toda mi vida?”. Al principio la idea era deshacerse de su casa pero luego pensó “¿y si vendo el coche?” y luego “¿y los muebles?” y el tema se le fue de las manos y acabó haciendo un pack que incluía, además de lo mencionado, su ropa, un período de prueba en su trabajo y presentar al mejor postor a sus amigos. Su vida entera, vaya.

 Una captura de la alife4sale.com

 

 

UNA NUEVA VIDA

350.000 euros. Eso fue lo que costó la vida de Ian Usher. Finalmente, después de 7 días de puja, vendió toda su vida al mejor postor el 29 de julio de 2008. Increíble lo que se puede vender/comprar en una subasta…

En ese momento empezó su nueva vida. Según rezaba en la web en la que anunciaba su vida, “en cuanto venda la casa, iré al aeropuerto, preguntaré cuál es el próximo vuelo y esperaré a ver a dónde me lleva la vida”. Y así fue. Hizo una lista de las 100 cosas que quería hacer en 100 semanas y se puso a ello. Entre otras, hizo cosas como tirarse desnudo en paracaídas, conocer al magnate Richard Branson (Virgin), correr los sanfermines o participar en un comedor social en Navidad.

Durante el tiempo en el que trataba de completar su listado de 100 objetivos, su teléfono sonó un día. Al otro lado hablaba alguien de Disney, preguntándole si estaría dispuesto a vender los derechos para realizar un película. La respuesta fue afirmativa, y con el dinero que ganó se compró una Isla en el Caribe.

La subasta de su vida le llevó por todo el mundo, vivió grandes aventuras y conoció a la que actualmente es su mujer. Además, escribió dos libros de éxito y actualmente da charlas alrededor de todo el mundo.

Lo que nos gusta en BLAZE es la gente corriente que hace cosas extraordinarias y este es el ejemplo perfecto.

Si te gusta el mundo de las subastas (aunque no quieras vender tu vida) no puedes perderte SUBASTAS GIGANTES. No venden vidas, pero sí maquinaria MUY grande. Todos los xxx, a las xxx. Solo en BLAZE.