Cómo sentarse correctamente al volante - Blaze
X

Cómo sentarse correctamente al volante

Uno de los elementos de seguridad básicos a la hora de conducir es el sentarse correctamente. Hay que regular los espejos, ponerse el cinturón de seguridad, tener los neumáticos a punto…pero sentarse bien es igual de importante. Hay que tener en cuenta varios puntos básicos.

ASIENTO:  El asiento tiene que estar a la distancia correcta para poder acceder sin problemas a los pedales así como al volante, teniendo las extremidades siempre semiflexionados. La postura tiene que ser natural y no sentirnos forzados. Si estamos muy lejos de los pedales, no podremos pisar a fondo el freno si es necesario al igual que nos dificultará maniobrar correctamente el volante.

La altura del asiento también es importante, ya que deberíamos ser capaces de ver el capó de nuestro coche para poder reaccionar antes obstáculos repentinos. Al igual que la altura, la colocación del respaldo es otro punto que tenemos que tener bien regulado. Si estamos muy echados hacia delante, nos cansaremos antes y el cuerpo estará en tensión por lo que la conducción será peor y más cansada. Así mismo, un respaldo demasiado echado hacia atrás provocará que no podamos ver bien la carretera o incluso llegar al volante con ambas manos.

El reposacabezas es ese gran desconocido. Mucha gente no se percata de la importancia del mismo ya que nadie va con la cabeza apoyada, pero su función de elemento de seguridad es básico. Ante un frenazo o un golpe, la cabeza se moverá violentamente provocando el habitual latigazo cervical. Es la lesión más habitual en accidentes de tráfico y puede dejarnos varios meses con dolores por no haber regulado correctamente este elemento. Nuestra cabeza debe coincidir con el centro del reposacabezas. Una altura muy elevada o muy baja, no solamente no nos evitará el latigazo sino que podría ser mortal. Además, debería estar a unos 4 centímentros de nuestra cabeza para que haga correctamente su función.

VOLANTE: La posición del volante está relacionada con la posición del asiento. Los coches vienen en su mayoría dotados de una palanca de regulación del volante, pudiendo subirlo o bajarlo según nuestras características. Coloca el volante de forma que no te impida ver y a su vez que no te choque en las rodillas.

RETROVISORES: Con todo lo anterior correctamente configurado, es hora de colocar los espejos. Desde el retrovisor interior debemos ver la luna trasera evitando colocar elementos en la bandeja que nos dificulte la visibilidad. Los laterales nos sirven para ver un poco más. Normalmente, colócalos de forma que veas un poco tu coche y el resto, la carretera.

CINTURÓN DE SEGURIDAD: El cinturón también puede regularse en altura, no es lo mismo una persona de 1,50 o de 1,90. Debería salir justo por encima del hombro izquierdo del conductor, ciñéndose la banda cruzada sobre el pecho y la inferior en las caderas.

Ahora ya solo queda conducir tranquilo y respetar las señales de tráfico para llegar a salvo a nuestro destino.