Los coches americanos de “la época dorada” - BLAZE
X

Los coches americanos de “la época dorada”

Es posible que otros puedan considerar de mayor esplendor otras épocas, como la inmediatamente posterior a la Segunda Guerra Mundial, en la que se puso la semilla de lo que sería la grandiosidad de los 60 y 70, pero esta fue, de manera innegable, una época gloriosa para el automóvil.

MUSCLE CARS

Fue a mediados de los 60 cuando Pontiac, concretamente en 1964, dio un golpe sobre la mesa para impulsar con aire fresco la industria del automóvil americano. ¿Cómo? Lanzando el que es considerado el primer Muscle Car de la historia: el Pontiac GTO.

Sus características se replicarían a lo largo de todas las cadenas de fabricación del resto de marcas: coches con carrocerías con aspecto musculoso, de dos o tres puertas, en el que pudieran viajar cuatro personas, sin mucho lujo, con mucho motor. Y lo más importante, a un precio accesible. Tras el Pontiac GTO llegaron coches como el Ford Mustang, el Chevrolet Camaro o el Dodge Challenger, entre otros muchos. Estos revolucionaron el mercado y las ventas se dispararon, creando toda una leyenda.

CHUCK JORDAN

Chuck Jordan fue uno de los diseñadores que rompió moldes con sus diseños. Fue ascendiendo durante toda su carrera hasta llegar a ser vicepresidente de diseño de General Motors, en donde diseñó desde trenes futuristas hasta el que probablemente es, después del Mustang, el clásico más memorable de todos: el Cadillac Eldorado.

Cadillac Eldorado 1959

Jordan formó parte del grupo de diseñadores que moldearon la historia del automóvil americano. Dejaron su impronta no solo en las carreteras, si no en el cine, la literatura y la sociedad en general. Da igual a quién le preguntes por un coche americano, la mayoría de las veces tendrá en la cabeza un diseño de la época dorada de los estadounidenses.

El aerotren diseñado por Chuk Jordan

CRISIS DEL PETROLEO DE 1973

 

Cuando los países productores de petróleo decidieron no exportar su producto a otros que hubieran apoyado a Israel en la guerra de Yom Kipur, comenzó una gran crisis petrolífera que afecto a la industria del automóvil en Estados Unidos y en el resto del mundo. Las tres grandes marcas decidieron pasar a la acción para que sus coches consumieran menos combustible y así depender en menor medida del petróleo por lo que redujeron el tamaño de las carrocerías y de los motores, consiguiendo que gastaran menos de 9 litros cada 100 kilómetros.

Esto cambió radicalmente los diseños y poco a poco los coches americanos perdieron su poder. Fue el final de la época dorada del automovilismo americano.

No te pierdas el estreno de TOYMAKERZ, AUTOS LOCOS, la nueva serie de motor de BLAZE, en la que David Ankin crea auténticos juguetes para mayores en su taller de Carolina del Norte (EE.UU.) Estreno exclusivo el 10 de octubre a las 22:50. Verás cosas así: