X

4 ideas de negocio con éxito que jamás habrías imaginado

Las ideas de negocio más locas

¿Quién no ha tenido la idea de negocio perfecta o se le ha ocurrido el invento definitivo? Es posible que ante un problema recurrente o un chispazo de inspiración repentina, se te haya pasado por la cabeza una solución que crees brillante. Pero no, amigo inventor, seguramente no seas el nuevo Steve Jobs, o si lo eres, ya hay 3 o 4 a los que se les ocurrió lo mismo que a ti y decidieron apostar por ello. Por muy bueno y loco que sea ese invento o esa idea de negocio, puede que llegues tarde.

He aquí cuatro ideas de negocio que pudieron parecer locas pero que… ¿funcionaron?:

MY FRIEND SMELLS

No sabemos si a quien se lo ocurrió esta idea era víctima o causante de un olor corporal desagradable, pero funcionó… durante algún tiempo. El negocio funcionaba así: tienes un amigo/familiar/compañero de trabajo que tiene un olor corporal que no es muy agradable, que huele mal, vaya. Tú no te atreves a decírselo, o si te atreves no quieres ofenderle. Entras en la web de la empresa, introduces el nombre y la dirección de esa persona y pagas con tarjeta. A esa persona le llega una tarjeta anónima en la que puede leer que su olor corporal no es precisamente alta perfumería. Lamentablemente, esta web ya no está disponible.

FLYTOGRAPHER

A pesar de que las compañías de cámaras de fotos se empeñan y esfuerzan en diseñar y fabricar cámaras muy compactas con alta calidad de imagen, cada vez son más los turistas que no meten su cámara en la maleta porque “para qué, tengo el móvil”.  Luego el resultado de las imágenes… bueno, digamos que no van a salir en ninguna portada. Una empresa detectó este problema y decidió solucionarlo. En flytographer puedes contratar un fotógrafo para que te siga durante tus vacaciones a lo paparazzi y te haga unas fotos dignas de un book. ¿Todavía funciona? Sí.

POTATO PARCEL

Un día un amigo te cuenta que se le ha ocurrido un negocio millonario. “¿Qué sofisticada idea se le habrá ocurrido?” Piensas. Y él continúa: Una web en la que puedas mandar mensajes a quién quieras, escritos en una patata.

via GIPHY

En ese momento es cuando le tomas por loco y sigues hablando como si no hubiera dicho nada, pero he aquí las bondades de una buena campaña de marketing. Se convirtió en un negocio millonario después de que Potato Parcel enviara patatas a jugadores de la NBA.

Estos, sorprendidos, lo publicaron en sus redes sociales y se convirtió en un fenómeno viral. El negocio sigue funcionando y aún puedes mandarles una patata mensajera a tus seres queridos.

THE MILLION DOLLAR HOMEPAGE

A esta idea se le puede considerar una de las primeras campañas de crowfunding que existieron en la red. Eso sí, encubierta. A un brillante estudiante se le ocurrió que podría financiarse sus estudios vendiendo píxeles. Diseñó una homepage formada por 1 millón de píxeles, en formato 1000×1000. ¿Qué hizo después? Vender cada píxel a 1€ de forma que los propietarios de negocios, o quien quisiera, pudieran comprar varios de ellos para anunciarse. El negocio se empezó a retroalimentar y vendió el millón de píxeles en menos de cinco meses, los últimos bajo subasta. Consiguió más de un millón de dólares y le pudo financiar los estudios a varias generaciones de su familia.

Si fueras un millonario inversor, y ahora que has visto que casi todos estos negocios funcionaron, seguro que responderías “sí” a la proposición de inversión. Pero ser inversor no es solo cuestión de dinero, sino de intuición empresarial.

Rooster McConaughey (sí, el hermano de Matthew McConaughey) y Butch Gilliam son los INVERSORES DE TEXAS. Tienen pasta, intuición y afán de conocer a nuevos emprendedores que quieran presentarles sus ideas para invertir en ellas. No sabemos si ellos hubieran invertido en los cuatro negocios que te hemos contado, pero seguro que hubieran pasado un buen rato tomando unas cervezas con los emprendedores que se les ocurrieron. Estos sí que tuvieron UN PAR.

No te pierdas INVERSORES DE TEXAS, todos los sábados a las 22H.